El uniforme laboral perfecto: las seis claves

No hace falta explicar la importancia del uniforme laboral. Nos identifica como trabajadores de una empresa, pública o privada, y genera una imagen de marca positiva. Que se lo digan a la sección sindical de USO del Ayuntamiento de Badajoz, que recientemente ha denunciado que los empleados han ido a trabajar con ropa de calle porque no se les ha entregado la ropa laboral.

Pero, ¿cuál es el uniforme laboral perfecto? ¿Qué debemos tener en cuenta para elegir bien? Vamos a intentar ayudarte

Materiales de calidad

Hay muchos tejidos para los uniformes, todos ellos, normalmente, ajustados a la normativa. En Noesfacil, por supuesto, siempre es así. Ahora bien: dentro de la gama que cada fabricante nos ofrece, hay distintas calidades. En general, desde nuestra empresa te recomendamos la mejor calidad que tu presupuesto pueda permitirse. No hace falta hacer un gran desembolso —nosotros tenemos una excelente relación calidad-precio, por ejemplo—. Pero es muy importante hacerse la siguiente pregunta: ¿nos merece la pena un uniforme resistente o uno algo peor que haya que cambiar con más frecuencia? Si tu empresa, por la naturaleza de su servicio, le da mucha caña a cada uniforme laboral, seguramente te va a interesar gastar un poco más.

Colores adecuados

Parece obvio, pero hay que sopesar los pros y los contras de un color u otro. El negro, por ejemplo, es un color muy habitual en hostelería. Pero ¿es el color más indicado para un chiringuito en verano? Si tus empleados pasan mucho tiempo al sol, quizá no lo sea. Lo mismo decimos con la ropa de construcción. El gris es, seguramente, el color con el que menos destacan las manchas, y en medio de una dura jornada de trabajo, si hay que visitar a algún cliente, es el color más sufrido (para los pantalones, al menos). En Noesfacil contamos con una gama amplísima de colores para que puedas escoger el que más te interesa.

Identidad corporativa visible

Nuestro uniforme es publicidad andante. Con él hacemos jornadas largas de trabajo y estamos expuestos a las miradas de todo aquel con el que nos cruzamos. Por tanto, hay un montón de potenciales clientes de nuestra empresa que pueden fijarse en nosotros. De ahí que sea importante que la identidad corporativa esté bien a la vista. Camisetas, cazadoras, polares…, pueden tener su propio marcaje, más pequeño en la parte frontal y bien grande y visible en la espalda. ¡Nosotros somos una empresa líder en el sector!

Serigrafiar o bordar: cuándo usar cada una

La serigrafía es un método muy habitual de marcar la ropa laboral, y el más acertado para, por ejemplo, si el logotipo va a ser muy grande. Pero también es verdad que el bordado tiene una duración mayor. Aunque nuestra serigrafía tiene una altísima resistencia, hemos de contar con que hay uniformes laborales sometidos a muchísimos lavados, y termina por estropearse antes. Todo depende de para qué lo vayas a usar. Un polo, una camiseta o un polar con un logotipo frontal (un pantalón, incluso) quedarán mucho mejor con un bordado. Contamos con máquinas de bordado de última tecnología, con lo que te aseguramos un acabado perfecto.

Ante la duda, pregunta a un experto

Hay determinadas profesiones que necesitan prendas o calzado muy específicos, que eviten accidentes. Electricistas, jardineros y muchos otros profesionales de la construcción y de servicios precisan, por ejemplo, de botas especiales. Normalmente, tu empresa de prevención de riesgos laborales te facilitará la información precisa al respecto pero, si no la tienes, en Noesfacil somos expertos y te ayudamos en la elección de cada prenda.

¿Quieres saber más? Ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información que necesites.