Cerveza artesana personalizada: el mejor regalo

Vivimos una época dorada en cuanto a fabricación de cervezas se refiere. En concreto, de cervezas artesanas. Hemos pasado, en pocos años, de tener una producción cervecera irrelevante en cuanto a calidad y cantidad a contar con infinidad de productos de excelente nivel.

Una alternativa a la cerveza industrial

Aunque la moda de la cerveza artesana se inició en Estados Unidos y Gran Bretaña en los setenta, lo cierto es que ha sido en los últimos ocho o diez años cuando ha calado en países como el nuestro. Hay datos que hablan de un aumento del 36 % de la craft beer o cerveza artesanal solo en 2017. Una cifra que arroja, a su vez, varios datos a tener en cuenta:

La cerveza ha pasado a ser un producto gourmet

Quedó atrás aquella época en la que la cerveza era simplemente una bebida con la que refrescarse en verano, sin atender a su sabor. Hoy, la inmensa mayoría de los clientes tienen sus preferencias, hay una variedad increíble e incluso en muchos restaurantes se maridan platos con cerveza en lugar de con vino. Hay toda una cultura cervecera que tiempo atrás apenas existía.

Hay un gusto por lo artesanal

Lo artesano tiene ese encanto de lo que ha sido elaborado a conciencia y con mimo. Pero también la personalización del producto final. No hay un grupo de operarios controlando un proceso de producción puramente industrial, sino una o varias personas haciendo pruebas con distintas elaboraciones. Buscando el equilibrio en el sabor. Variando la cantidad de determinados elementos hasta lograr el sabor definitivo. Eso no es solo aplicable a la cerveza, sino también a muchos otros productos de alimentación. Y el cliente exigente se decanta por lo artesanal frente a la fabricación en grandes cantidades.

El cliente se ha especializado

Si ha aumentado tanto la cantidad de nuevas cervezas artesanales es porque detrás hay un cliente que exige nuevos sabores y más calidad. Sin él, no habría producción posible. Para llegar a este punto, hemos tenido que recorrer un largo trecho en el que la cerveza ha pasado de ser un elemento secundario en la mesa a uno fundamental.

Nuestra cerveza artesana: ligera y con delicados matices

Como te decíamos antes, un maestro cervecero es la pieza fundamental que diferencia la cerveza industrial de la artesana. Los nuestros han hecho una cerveza a medida. Tiene matices cítricos y florales que la hacen ligera y fácil de beber. Está en torno a los 4,5 º, aunque tu tirada se puede modificar levemente. También hay determinados matices de sabor que se pueden modificar para ti, pero te recomendamos que lo hagas guiado por ellos, que son verdaderos expertos en el asunto y pueden orientarte.

Jabier: la cerveza artesana personalizada para regalar

Nuestra empresa cervecera, Jabier, surgió ante la enorme demanda de cerveza artesana. Pero queríamos sumarle nuestra dilatada experiencia en el mundo del regalo corporativo. Así surge Jabier (la suma de «ja» y «bier», «sí» y «cerveza» en alemán, y a la vez una variación gráfica de Javier, el alma de este proyecto). Finalmente, lo que tenemos es una cerveza artesanal hecha para ti, a tu gusto, con la posibilidad de personalizar la etiqueta con el logo de tu empresa.

¿Por qué regalar cerveza artesana personalizada?

Hay mil motivos. Por ejemplo, para un evento grande en el que quieras distinguirte con un producto inolvidable. O para hacer un regalo de empresa. O (una de nuestras mayores demandas) para tener en tu negocio de hostelería tu propia cerveza personalizada, que no se puede encontrar en ningún otro local. ¿No es fantástico seducir a tu clientela con un producto que solo tienes tú?

Si tienes interés en nuestro producto, ponte en contacto con nosotros y te explicaremos (hay un pedido mínimo, ya que la producción de una tirada acaba en ese cliente y no se puede guardar). Te resolveremos cualquier duda.